Falta de profesionalidad

By 0 Comment
JOSE-ANTONIO-TORRES

La Cámara de Cuentas sigue dando palos a ciegas con auditorías poco sustentables en los tribunales, ya que algunas de ellas no soportan las más mínimas experticias, debido a la forma poco profesional como fueron tratadas, y a intereses personales superpuestos al rigor técnico.

Aunque son varias las que adolecen de este mal, una de ellas, la que sirvió de elemento acusatorio para el sometimiento a la justicia del licenciado Elías Wessin Chávez, fue desmontada por técnicos independientes durante la audiencia anterior.

Allí quedó demostrado que más que un desfalco por 157 millones de pesos, lo que quedó evidenciado en la auditoría de la misma Cámara de Cuentas, fueron debilidades administrativas en Bienes Nacionales, algo muy común en la administración pública de República Dominicana.

En este caso, los abogados del imputado alegan que la acción judicial escapa al ámbito de lo penal.

En esa audiencia, Wessin Chávez, además de alegar su inocencia, reveló que durante su administración fueron corregidas muchas irregularidades de carácter técnico, las que posteriormente fueron incluidas en la auditoría de la Cámara de Cuentas.

Allí también quedó evidenciado como la mayor debilidad, que los auditores que realizaron la investigación financiera no figuran en los registros del Instituto de Contadores Públicos del país.

Cuando este proceso concluya, el país conocerá la verdad sobre muchas de las auditorías de la Cámara de Cuentas que han servido para crear “boom” periodísticos, pero que los integrantes del organismo saben que no tienen la fuerza ni el valor técnico que les permitan sostener una acusación exitosa en los tribunales de la República.

Amén de que algunas de ellas obedecen a retaliación o a problemas personales entre políticos que en el pasado fueron aliados coyunturales.

De modo que la Cámara de Cuentas debe reorientar los métodos y el sentido de sus auditorías, a fin de no contaminarlas con persecuciones personales.

Fuentes: ElNacional.com.do


TAGS:

Deja un comentario