Revolucionaremos la Institucionalidad Democrática.

Entrevista a Elías Wessin Chávez en “LA RED HABLA” con Juan Carlos Espinal
septiembre 15, 2019
Wessin Chávez: “Se impondrá liderazgo de Leonel”; juramenta cientos en Sultana del este.
junio 23, 2020

Revolucionaremos la Institucionalidad Democrática.

Donde no se respeta la Ley tarde o temprano se cae en la inestabilidad y el caos.  Caldo de cultivo para políticos aventureros: solo ver caso de Venezuela.

Tal cual dijo Chesterton: "No es asunto de que el pueblo vote, es asunto de que el pueblo participe."  Y agregamos nosotros: "Lo haga desde mecanismos (leyes, reglamentos y resoluciones) democráticos funcionales."

Que el ciudadano no dependa en el reclamo de un servicio público de lo que diga X empleado, sino de lo que diga la Ley.  

Mientras menos interviene la voluntad de un funcionario público (improvisación) en la cosa pública, más y mejor institucionalidad.

La Salud Pública, la seguridad social eliminando la discriminación e inequidad del sistema.

El 5% del PIB será una de nuestras metas a lograr en 4 años de gobierno a partir del año 2020.  La administración pulcra de estos recursos será de vital importancia para adecentar y eficientizar las atenciones médicas de la población más carenciada.

Por cada 200 habitantes deberá haber un consultorio con una botica popular de calidad y un dispensario odontológico con las facilidades adecuadas.

Revolucionaremos el Modelo Económico y la Familia.

Instalaremos un auténtico Estado Democrático y Social de Derecho por el Bien Común.

Tendrá el sello de una Economía de Exportaciones generadora de divisas e inversiones productivas de mediano y largo plazo.

Rescataremos los valores de la familia, núcleo básico para que el tejido social crezca sanamente.  A través de un Ministerio de la Familia impulsaremos políticas públicas que tiendan a la cohesión familiar y social.  Sin unidad y fortaleza familiar no hay desarrollo.

Rescataremos a la clase media, a la juventud y a las mujeres en un clima de confianza con un gobierno que invertirá en ellos para fomentar una política de desarrollo humano.

Los sectores sociales más vulnerables tendrán las herramientas y oportunidades para escalar social y económicamente.  Propiciaremos una distribución de las riquezas con equidad.

La responsabilidad ciudadana, informativa y de data de los líderes políticos, y de los medios de comunicación social 

Con la verdad y la sobriedad como 'armas en ristre', impugnaremos con palabras y hechos las mentiras, el incumplimiento y las falsas percepciones que tanto daño han causado al país.

Una medida trascendental será la de establecer constitucionalmente la Revocación del Mandato Presidencial.  ¡Presidente mentiroso, fuera del poder, no lo merece!.    De igual manera, los medios de comunicación tradicionales tendrán la responsabilidad de vertir sus informaciones apegados a la objetividad y la verdad.

En esa tesitura, desde ya prometemos: 1) La Aplicación de la Ley de Moral y Cívica en todas las Escuelas y Liceos Públicos (Ley 44-2000).  En las aulas debe comenzar también, la verdad.  2) Declararemos a Jerusalén como la capital del Estado de Israel y por ende, instalaremos la Embajada Dominicana en Jerusalén.

Revolucionaremos el Crecimiento para lograr el Desarrollo

La CEPAL  ha recomendado siempre que nuestros países pasen del Círculo Vicioso (crisis-estabilidad-crisis y así circulando) a un Círculo Virtuoso de Desarrollo Humano con Crecimiento (interacción sinérgica entre factores productivos y desarrollo humano).

Lograremos el mejor desempeño económico de todos los tiempos con un gasto social de calidad.  

Un mayor Desarrollo Humano generará siempre más Crecimiento a medida que una población más sana y educada contribuye a mejorar el proceso productivo.

Estableceremos un Pacto de Cooperación Bilateral con el Estado de Israel para que sus científicos y técnicos vengan al país a ayudarnos a concebir una Cultura de Exportación, una Cultura Asociativa y una Cultura de Producción que reduzca a su mínima expresión la intermediación especulativa.

Revolucionaremos la filosofía de pensamiento y acción de gobierno.

Desde una perspectiva cristiano-demócrata y no desde un humanismo 'seco' que coloca al hombre en el lugar que le corresponde al Dios de la Biblia, al Dios de la Bandera Dominicana.

Ese tipo de humanismo trabaja bajo tres máscaras: el liberalismo, racionalismo y el ateísmo.

Dios existe, está activo, nunca duerme y tiene estándares definidos de conducta moral y civismo.

Los liberales, racionalistas y ateos, sean estos intelectuales o no, se jactan (porque dicen ser los que más saben), son trepadores (una vez en el poder no paran mientes en 'alzarse con el santo y la limosna' y toda la bazofia filosófica que 'predicaron se va a pique').  Ejemplos los tenemos al granel y muy actualizados en el espectro vernáculo.

La revolución que proponemos, no es para que vengan 'extraterrestres' a dirigirnos.  Hay gente que somos capaces (siempre con la ayuda del Señor) de vivir y practicar los principios cristianos de gobierno, únicos que pueden darle a la Nación: Libertad, Justicia Social y Prosperidad.

Revolucionaremos la investigación, la innovación y la tecnología.

Un país cuya política de educación no invierte en investigación, innovación y en desarrollo tecnológico; que no se ocupa de "cazar los talentos" que salen de escuelas y liceos para insertarlos en lugares de preponderancia estratégica, permitiendo que otros países los capten y exploten a su favor ese potencial, seguirá perdiendo la batalla por el Desarrollo.

Es obvio que en RD, el 4% se ha gastado mal, se ha drenado en el clientelismo y la construcción de planteles, las más de las veces innecesarios y a los cuales después, no se les da el mantenimiento debido.  Pues no existe una planificación para el largo plazo.

Revolucionaremos la Identidad Nacional, la Integridad Territorial y las Relaciones con Haití

Aplicaremos las Leyes Migratorias con justicia y firmeza.  Organizaremos de una vez por todas el Registro de Inmigrantes

Construiremos un Muro Multi-Utilitario de estilo israelí a todo lo largo de los 388 Km de frontera de Monte Cristi a Pedernales.  Tendrá partes que por el relieve geográfico llevará Mallas Metálicas Electrificadas.

Habrá partes en las que construiremos Paneles Solares que contribuyan a la electrificación de los pueblos fronterizos.

Propiciaremos la instalación de empresas de zona franca y todo tipo de negocio de lícito comercio a lo largo de toda la frontera.

Construiremos la Carretera Internacional.  La vigilancia de nuestras Fuerzas de Defensa será permanente en su lucha contra la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y todo tipo de red criminal.

Haremos cumplir con decisión inequívoca la Ley del Mercado Laboral.  Ajustaremos los salarios en beneficio del trabajador dominicano.

Estableceremos el Centro de Pensamiento "Instituto para Relaciones Bilaterales entre República Dominicana y Haití", que permanentemente elabore políticas públicas que tiendan al reconocimiento permanente de nuestra soberanía y a la organización y fortalecimiento del comercio entre ambas naciones. ¡Dios con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *